clientes satisfechos

Los clientes satisfechos generan más clientes

Para una empresa, no hay mejor publicidad que tener clientes satisfechos. Sin embargo, pocos son los negocios que invierten realmente en proporcionar satisfacción al consumidor, debido a que desconocen que estos clientes son capaces de transmitir la experiencia agradable que han tenido con nuestro producto a  servicio.

Para alcanzar un alto grado de satisfacción es necesario tener en cuenta algunos factores que veremos a continuación:

Ofrece un producto de calidad

Un producto o servicio de calidad es primordial, ya que deberá cumplir con las expectativas del consumidor o cliente para que este haga la compra, de lo contrario tendremos un clientes insatisfecho que equivale hasta un 12% de clientes perdidos según la Asociación Americana de Marketing.

Entrega más de lo que ofreces

A tus clientes les va a encantar que les des algún tipo de  descuento o regalo por cierta cantidad de compra, esto hará que vuelvan, ya que con este acto les has hecho sentirse importantes. Los clientes satisfechos transmite su entusiasmo a otros clientes o futuros clientes, no hay nada mejor que el marketing de boca a boca. Entonces dale un valor agregado a tus productos o servicios que sean de utilidad para las personas que adquieren tu producto o servicio.

Dale buen trato

Darle un buen trato al cliente es mucho más importante que darle un valor agregado al producto o servicio, ya que si es maltratado jamás volverá y peor aún nuestra reputación podría quebrar, por tanto darle el trato adecuado significa que hay que escucharlo primero y después hablar; si se comete un error, hay que pedir disculpas y tratar de subsanarlo lo antes posible; hay que evitar “acosarlo” para que adquiera un producto o servicio; no hay que hacerlo esperar demasiado cuando éste reclama la atención de la empresa; hay que facilitar al cliente el cambio y devolución de productos y hay que facilitar al máximo la transacción comercial.

Has de su compra una experiencia

Debes enfocarte en ofrecer una buena experiencia al usuario desde tu tienda física, la atención al público,tu página web, blog y tienda en línea, conversaciones por redes sociales, boletines informativos y mensajes por otros medios. Porque siempre es mucho más fácil venderle algo a quien ya nos ha comprado antes, que intentar venderle a un desconocido. Por ello es importante que intentes que toda la experiencia de compra sea lo más positiva posible. Agradéceles constantemente a tus clientes el hecho de que están depositando su confianza en ti. Demuéstrales tu aprecio durante el transcurso del año. Por ejemplo, enviar mensajes con regalos o descuentos en ocasiones especiales es una buena estrategia para fidelizar clientes y realzar tu reputación.

Facilita varias vías de contacto

Es preciso poner a disposición del cliente herramientas para una buena retroalimentación con la empresa. Hay personas que prefieren acercarse a  nuestra tienda u oficina para reclamar, dar sugerencias, mostrar su insatisfacción, mientras otras prefieren hacerlo via Facebook, Twitter, gmail o  página web, por lo que todas estas vías deben estar disponibles para nuestros cleinetes.

 

Compartir es divertido 😉